Increíble!Controversial

Publicado 2021-02-10
0 Comentario

Lisa Montgomery: si no fuera por Donald Trump, ¿todavía estaría viva?

Lisa Montgomery, de 56 años, fue ejecutada en Estados Unidos. Fue el primer caso sucedido a una mujer en ese país en 67 años. Aunque los abogados de la sentenciada pelearon porque esto no sucediera, la decisión final de inyectarla con una sustancia venenosa la tomó la Corte Suprema. Este caso es tan impactante como controvertido.
En 2004, Lisa Montgomery conoció a Bobbie Jo Stinnett, de 23 años, lo que supuestamente sucedió durante una exposición canina.Allí las dos mujeres empezaron a hablar y se conectaron debido al amor por sus perros y el hecho de que ambas estaban esperando un hijo. Sin embargo, como se descubrió más tarde, el embarazo de la Sra. Montgomery era solo imaginario. Ella le sugirió otra reunión, esta vez en la casa de Bobbie en Skidmore, Missouri,con el pretexto de comprar de un cachorro.

Cuando llegó a su puerta el 16 de diciembre, nada pudo haber presagiado los trágicos eventos que estaban a punto de suceder. Comenzó inocentemente, jugando con los perros en el jardín, cuando de repente Lisa atacó a su amiga, y con la ayuda de una cuerda delgada la dejó inconsciente. Luego, con un instrumento afilado, le abrió el abdomen y sacó el feto de 8 meses. Lo limpió con pañuelos desechables, lo envolvió en ropa y regresó a la granja de su familia en Melvern, Kansas. Allí le informó a su entonces pareja que ella misma acababa de traer al bebé al mundo.

En aquel momento, su víctima fue encontrada por su propia madre.A pesar de la rápida llegada de una ambulancia, los intentos de reanimación no tuvieron éxito y Bobbie Stinnett partió de este mundo. La policía consiguió fácilmente el rastro de la Sra. Montgomery y los agentes llamaron a su puerta al día siguiente. Con ella encontraron al bebé recién nacido, que milagrosamente había sobrevivido, y la criminal confesó con bastante rapidez. Terminó tras las rejas y fue acusada de secuestro y de quitarle la vida a una mujer embarazada. El crimen se cometió con una crueldad excepcional, por lo que en un juicio que tuvo lugar en 2007, el jurado la condenó a ser ejecutada.

Durante el transcurso de la investigación, salió a la luz que la acusada tenía un pasado extremadamente difícil. La primera frase que pronunció en su infancia fue, y citamos, "no me pegues". Todo debido a que su madre Judy no evitaba usar la fuerza física contra sus hijos, aparte de consumir a menudo bebidas para adultos. Esto sucedió incluso mientras estaba embarazada. Además, su padre también era adicto, aunque como militar solía estar fuera de casa. Pero, cuando regresaba, se desarrollaba otro drama. Había estado cometiendo actos lascivos contra Diana, la media hermana de Lisa, y todo sucedía en la habitación que compartían las hermanas.

Posterior a esto, vino el divorcio.Diana tuvo mucha suerte porque terminó en un hogar adoptivo, mientras que Lisa permaneció al cuidado de su madre. El tribunal estaba al tanto de sus problemas de abuso de sustancias, pero no hizo nada al respecto. La mujer y su hija se mudaron a una pobre caravana, y su madre pronto encontró otra pareja. Esta fue la continuación de la historia de terror de la joven. El padrastro también abusaría íntimamente de ella. Además, ofreció a su hijastra a otros hombres por dineroo como pago por trabajos menores de plomería o reparaciones en la caravana. Cuando la señorita Montgomery tenía 18 años, se casó con su medio hermano, y con él experimentó exactamente el mismo drama que en el hogar familiar. Ella también se volvió adicta a bebidas de alto porcentaje. Dio a luz a cuatro hijos, después de lo cual decidió esterilizarse a escondidas de su marido. Ya desde esos días, se podían ver signos de enfermedad mental en ella.A veces actuaba como una niña, otras veces decía estar embarazada. Esa era también su creencia cuando conoció a su futura víctima, la desafortunada Bobbie Stinnett.

Cuando fue enviada a prisión, luego de haber quitado una vida, fue sometida a una serie de pruebas psiquiátricas.Estos revelaron que sufría de trastorno bipolar y trastorno disociativo, vinculados a sus experiencias traumáticas pasadas.Se concluyó que la mujer hacía mucho tiempo que debía haber recibido el tratamiento adecuado y que no recibió ayuda de ninguna forma por años, hasta que finalmente cayó en la adicción.

Por lo tanto, ahora surge una pregunta:¿por qué el jurado la condenó de por vida bajo tales circunstancias? Especialmente porque existen más de una docena de delitos similares registrados, pero en ninguno de esos casos las acusadas recibieron una sentencia como la de Lisa Montgomery. Bueno, en su caso todo indica que una defensa incompetente fue la culpable.Ella no podía pagar un abogado defensor privado, y el defensor público que la representaba nunca le dio al tribunal la historia completa de su sufrimiento pasado. No fue capaz de vincular la pesadilla de su infancia y adolescencia con su trastorno.Cuando interrogó a su media hermana, Diana, el jurado solo escuchó que su madre había usado castigos corporales contra ellas. No se mencionó nada sobre los actos lascivos que ocurrieron en su hogar familiar.

El abogado defensor de Lisa tomó el embarazo imaginario como su única línea de defensa, la cual la fiscalía finalmente consideró una razón insuficiente para la indulgencia.Sin dificultad, la fiscalía describió a la mujer como una criminal degenerada. Además, se encontraba en desventaja por el hecho de que su caso fue manejado por el Fiscal General, Alberto Gonzales, quien es partidario de la pena de muerte. Al final, se dictó sentencia y Lisa Montgomery fue detenida en una prisión federal en Texas. Aún entonces, existía la posibilidad de que ella evitara la ejecución. Cuando fue sentenciada, se había suspendió la ejecución de la pena máxima a nivel federal. Sin embargo, durante la presidencia de Donald Trump, la administración trabajó activamente para restablecerla, y esto se convirtió en realidad en 2020. Desde entonces, ha comenzado una avalancha de ejecuciones y más de una docena de personas condenadas han perdido la vida en el proceso.

La defensa también manifestó que su cliente estaba psicótica y desconectada de la realidad al momento del crimen. Y esta opinión también fue apoyada por otros abogados y organizaciones de derechos humanos. Además, se organizó una campaña en las redes sociales para instar a los funcionarios a salvar la vida de la Sra. Montogermy. Celebridades como Scarlett Johansson y Susan Sarandon se unieron a la campaña. Al otro lado de la trinchera, sin embargo, la familia y los amigos de la víctima se pusieron de pie, argumentando que un acto tan horrible merecía el mayor castigo, independientemente de la salud mental del acusado. La lucha en este caso continuó prácticamente hasta el último minuto. Apenas esa semana, los abogados de la mujer condenada le pidieron al propio presidente Trump que cambiara su sentencia a cadena perpetua. Posteriormente, se presentaron más recursos legales ante el Tribunal de Apelaciones de Indiana y el tribunal federal junto con argumentos de que la ejecución de la sentencia sería inconstitucional.

Gracias a ellos, el lunes 11 de enero, víspera de la ejecución prevista, ésta se detuvo.En su decisión, el juez de Indiana escribió, y citamos: “la suspensión de la ejecución permitirá realizar una audiencia adicional para determinar si la señora Montgomery está en condición mental insuficiente para que se ejecute la sentencia. Su estado actual no permite una evaluación racional de la situación". Esta decisión también fue confirmada por el Tribunal de Apelación. Los abogados de la condenada estaban muy complacidos, pero su alegría no duró mucho. Al día siguiente, la Corte Suprema de los Estados Unidos anuló estas decisiones como respuesta a una denuncia del propio Departamento de Justicia.

Lisa se enteró de su ejecución el 16 de octubre del año pasado. Luego fue puesta en observación, en caso de que decidiera quitarse la vida. Se suponía que la sentencia se llevaría a cabo a principios de diciembre, pero se pospuso debido a la pandemia. La nueva fecha fue fijada para el 12 de enero de 2021. Sin embargo, la defensa de la mujer hizo todo lo posible para evitar que ocurriera. Kelley Henry, la nueva abogada de la acusada, afirmó que durante el juicio original el abogado de la Sra. Montgomery había sido, y citamos, "lamentablemente inadecuado". No presentó al tribunal información muy importante sobre su trauma y enfermedad mental, lo que contribuyó a la comisión del delito. La Sra. Henry vio este caso como testimonio del fracaso del sistema diseñado para proteger a una mujer condenada. Con base en esto, solicitó la indulgencia para la sentencia porque la pena máxima era injusta en este caso.

.Por lo tanto, la ejecución se convirtió en realidad y se llevó a cabo exactamente a la 1:31 am hora del este del miércoles 13, en la prisión de Terre Haute, en Terre Haute, Indiana.Según testigos, justo antes de que administraran la inyección para poner fin a la vida de Lisa Montgomery, le preguntaron si tenía algunas últimas palabras. Su respuesta fue breve - “no”, después de lo cual guardó silencio.

Su caso recibió una tremenda cobertura mediática, y la abogada defensora afirmó que lo sucedido estaba lejos de ser justicia.Además, la última ejecución de este tipo a una mujer en Estados Unidos fue hace casi 70 años. En junio de 1953 para ser exactos, la vida de Bonnie Headey fue tomada por el secuestro para pedir rescate y acabar con la vida de un niño de 6 años.

Lisa Montgomery fue una de las cinco personas que han sido o serán ejecutadas entre la reciente elección y la toma de posesión del nuevo presidente de los Estados Unidos, que, para que conste, será el 20 de enero. Cabe señalar que Joe Biden, en su campaña electoral, prometió que volvería a abolir la pena de muerte a nivel federal. Por lo tanto, según algunos, si los abogados de la Sra. Montgomery hubieran tenido éxito en retrasar su ejecución hasta que el presidente electo asumiera el cargo, probablemente habría evitado este destino.

¿Crees que recibió un merecido castigo?
Source: Instagram.com/Twitter.com/Youtube.com

0
XCARET: Obliga al padre a perdonar a la empresa A CAMBIO DEL CUERPO de su hijo
XCARET: Obliga al padre a perdonar a la empresa A CAMBIO DEL CUERPO de su hijo
Un niño perdió la vida por ahogamiento en Xcaret, Cancún México, uno de los lugares más paradisíacos y turísticos, hoy está siendo opacado por la muerte y la impunidad, aunque los acontecimientos que suceden en Cancún, desde robos, asaltos y...
¿Qué piensas? Unirse a la conversación
Los más comentados