Increíble!

Publicado 2020-04-29
0 Comentario

Doble de Angelina Jolie contrae Coronavirus en prisión

Si buscamos la palabra pandemia en el diccionario nos saldrá este significado: “enfermedad epidémica que se extiende a muchos países o que ataca a casi todos los individuos de una localidad o región”. De acuerdo con este significado, durante una pandemia, el virus que la provoca contamina a todo individuo que se le ponga por delante, sin excepción. De esta manera, el coronavirus está atacando a medio mundo como un ninja silencioso que se cuela en nuestras casa si no nos lavamos bien las manos. Da igual si eres pobre o rico, famoso o desconocido. Prueba de ello es la Angelina Jolie iraní: una influencer de sólo 22 años que permanece en prisión gravemente afectada por el letal virus.

La Angelina Jolie iraní

Sahar Tabar, conocida por haberse hecho hasta 50 cirugías plásticas para parecerse a Angelina Jolie ha contraído el coronavirus en prisión, mientras pagaba condena en una cárcel de Irán por blasfemias en su cuenta de instagram. Tabar (cuyo nombre real es Fatemeh Khishvand) se hizo famosa en 2017 cuando se viralizaron unas fotos suyas en internet después de las operaciones estéticas. 50 intervenciones estéticas fueron requeridas por la joven iraní para parecerse a su ídolo.

Según palabras del abogado de la joven, Payam Derafshan, la influencer estaría entubada luego de contraer coronavirus en la prisión en la que cumplía condena. Este caso ha hecho mella en la sociedad iraní, y a levantado las alarmas sobre los Derechos Humanos en el país asiático. Así pues, el Centro de Derechos Humanos de Irán (CHRI) informó de haber intentado contactar en repetidas ocasiones al juez a cargo de la liberación de la joven, pero sin éxito. El juez, Mohammad Moghiseh, ha negado en repetidas ocasiones la liberación bajo fianza de Sahar Tabar, a pesar de que otros presos de conciencia sí que han podido abandonar la cárcel durante la pandemia por coronavirus.

Las violaciones a los Derechos Humanos se vienen produciendo repetidamente desde principios de la pandemia. Ya el 14 de abril, Mehdi Mohammadi, director de la prisión donde Tabar cumple condena, negó que la joven hubiera contraído la enfermedad. En contraste a estas informaciones, los abogados de la influencer aseguran que las autoridades no están siendo transparentes en este aspecto, y que su cliente se encuentra hospitalizada de gravedad por COVID-19.

Irán castiga a sus influencers

El pasado mes de octubre, la joven fue puesta en prisión, como parte de un operativo nacional de las autoridades iraníes contra los influencers de instagram. Para ese momento, su cuenta de Instagram fue suspendida, ya que Tabar fue acusada de promover la violencia, blasfemia y corrupción de la juventud a través de ella. Las penas por estos crímenes son castigados por el gobierno con desde 5 años de prisión hasta, en el peor de los casos, con penas de muerte. Instagram es la única red social permitida en territorio iranía, por lo que muchos jóvenes la usan para hacerse eco de sus ideas, ofrecer sus servicios y promocionarse, en general.

De acuerdo con varios medios internacionales, Sahar Tabar fue arrestada en Teherán (capital del país persa), luego de que un tribunal ordenara su detención acusándola de “delitos culturales y casos de corrupción moral y social”. Tabar era muy activa en sus redes sociales, por lo que llegó a ser acusada por el gobierno de “incitar a la violencia e inducir a los jóvenes a sobornar, incumplir el código de vestimenta nacional, cometer blasfemia y obtener ingresos por medios inadecuados”.

La joven influencer, con sólo 22 años, habría llegado a acumular más de 17 mil seguidores en su cuenta de Instagram. Allí publicaría sus fotos de manera diaria y daría sus opiniones acerca de una amplia gama de temáticas: fotos propias antes y después de sus operaciones, fotos fumando… Tabar sólo podría usar Instagram, ya que otras redes sociales (como Facebook, Telegram o Twitter han sido terminantemente prohibidas por el gobierno iraní.

La transformación

A pesar de que la joven lo llegara a negar en alguna ocasión, cuando se ven las fotos salta a la vista su intención de parecerse a la actriz estadounidense. Levantamiento de pómulos, relleno de labios, hundimiento de ojos, e incluso uso de lentes de contacto fueron algunas de las alteraciones que tomaron parte en el rostro de la joven. Al menos una liposucción junto con una dieta salvaje han llevado a la joven a pesar sólo 40 kilos.

La joven ya era bastante popular en Irán, con hasta 17 mil seguidores antes de su detención, pero fue en 2017 cuando los medios se hicieron eco de sus fotografías. En ellas se podía ver a una joven extremadamente delgada y con unos rasgos muy exagerados pero ciertamente similares a los de la actriz de Tomb Raider.

Sin embargo, las críticas recibidas por la joven iraní quizás no fueron las esperadas. Muchos internautas pusieron de manifiesto su desagrado y llegaron a calificarla de esperpento. “Novia cadáver” fue uno de sus motes más extendidos en la Red, ya que tanto las delgadísimas facciones de la joven como el color grisáceo de su piel en algunas fotos, la hacían ver como la personaje de la célebre película animada de Tim Burton, La novia cadáver.

“Me he operado la nariz, me he aumentado los labios y también me hice una liposucción. No veo nada terrible en las operaciones. Muchas personas se hacen este tipo de intervenciones en todo el planeta” afirmaba Tabar en su Instagram tras ver las reacciones de espanto en sus fotos. También ha asegurado que las fotos fueron tomadas tras una sesión de maquillaje hecha por ella misma, con la que sí que buscaba parecerse a la famosa actriz.

Irán: golpeada por el Coronavirus

El país persa ha sido fuertemente golpeado por el coronavirus: se trata del país más afectado por COVID-19 en el Medio Oriente, y el octavo en el mundo en número de contagiados. Tanto locales como internacionales, han achacado esto a una mala gestión del gobierno, que se negó a ordenar el confinamiento obligatorio como lo venían haciendo el resto de países contagiados. En un principio, el gobierno implementó restricciones progresivas cerrando espacios muy concurridos como lo son escuelas, universidades, mezquitas, sitios de culto, cines, centros culturales, estadios, entre otros. Pero no es sino hasta finales de marzo, cuando cinco exministros de salud y varios médicos hicieron una carta conjunta al gobierno pidiéndole reforzar las medidas: restringiendo los viajes, limitando el acceso a las ciudades más afectadas y cerrando los centros comerciales por completo. También cabe destacar, que Irán cuenta con un alto número de presis políticos, como es el caso de Sahar Tabar, y que el gobierno ni siquiera reconoce su existencia y por lo tanto no están protegidos de un posible contagio por coronavirus.

Fuentes oficiales aseguran que si el gobierno decidió no paralizar el país, como lo han venido haciendo el resto de países del planeta, es porque no podía permitirse el lujo de parar su frágil economía debido a las sanciones por parte de Estados Unidos. “No hay otra opción”, afirmaba Hasán Rohaní, presidente iraní, al principio d ela pandemia. “Queremos mantener al mismo tiempo la mayor actividad económica posible y la lucha contra el coronavirus", fueron palabras del mandatario. El gobierno persa determinó sólo un cese parcial de las actividades económicas del país. No se decretó aislamiento obligatorio sino que se dejó en manos de la población, con lo que el gobierno llamó una “separación social inteligente”. En cuanto a las empresas, el presidente decretó que las llamadas empresas “de bajo riesgo” podrían retomar su actividad normal desde el pasado 18 de abril, sin olvidar las medidas sanitarias para evitar el contagio por COVID-19.

Las sanciones de Estados Unidos

Sin lugar a dudas, el gobierno iraní arrancó la carrera contra el coronavirus con más obstáculos que el resto de países. Las fuertes sanciones impuestas por Estados Unidos al país asiático en 2018 están incluso dificultando su capacidad de importar tanto medicamentos como equipos sanitarios y de higiene. Estas sanciones fueron impuestas por el presidente Trump tras el incumplimiento de Irán de un acuerdo nuclear firmado entre Irán y las grandes potencias mundiales. Con este desolador escenario como fondo el gobierno iraní ha tenido que pedir ayuda internacional para subsanar su economía. Así, el pasado 12 de marzo de este año, Irán recurrió al FMI para pedir una ayuda económica: un préstamo urgente de 5.000 millones de dólares que le ayudara a luchar contra la pandemia. A principios de marzo el presidente estadounidense, Donald Trump, ofreció ayuda humanitaria al presidente Rohani pero nunca detalló cuáles serían las condiciones de este ofrecimiento. Por esta razón, el presidente iraní respondió exhortando a Trump a levantar las sanciones. Por el momento el país está recibiendo ayuda de China. También ha empezado a producir sus propias pruebas de diagnóstico, así como a fabricar ventiladores para las unidades de cuidaos intensivos, mascarillas y trajes de protección.

0
La fabulosa historia del humilde minero africano que se volvió millonario de...
La fabulosa historia del humilde minero africano que se volvió millonario de la noche a la mañana
No es la primera vez que lo decimos, Curiosos, cuando cosas buenas le ocurren a la gente buena, vale la pena hablar de ello. Y la historia que conocerán en esta ocasión es precisamente un claro ejemplo de eso. Resulta que en una lejana nación...
¿Qué piensas? Unirse a la conversación
Los más comentados