Increíble!Conmovedor

Publicado 2016-10-11
0 Comentario

Cuando este niño de 6 años murió de una infección cerebral extraña, dejó a sus padres esta desgarradora nota…

Desgraciadamente, en muchos lugares del mundo están ocurriendo cosas horribles que sabemos en otras partes. Hablamos de guerras, guerras de bandas, corrupción de políticos...etc. Sin embargo, hay otros casos muy dolorosos que no tienen final feliz pero que siempre ayudan para motivar a evitar cosas mucho peores. Y es que, aunque la historia que le contaremos a continuación en este artículo es dolorosa, sabemos que siempre habrá algo que se pueda hacer para ayudar a los demás.

Guerra

El pequeño Leland Shoemake era un chico brillante y sonriente. Y al igual que la mayoría de los niños de su edad, a los seis años de edad, de Pike County, Georgia, estaba más que feliz por pasar su tiempo corriendo con sus amigos, haciendo deporte y, en general, por mantenerse activo y disfrutar de la vida. Amaba subir a los árboles y ensuciarse. De hecho, de acuerdo con su madre Amber, eso era lo que más disfrutaba. Siga leyendo porque es desgarrador…
Haga click en “Siguiente página” para ver el resto del contenido del post.

Leland Shoemake

Ella lo describió en Facebook como “la luz de nuestra vida” y “el centro de la familia”. Shoemake, nacido prematuramente, era un niño muy inteligente. Con muchas ganas de aprender y ansioso de conocimiento, disfrutó de la escuela y pasó muchas horas viendo documentales en el de historia y del tiempo. Amber lo llama cariñosamente “nuestro pequeño empollón”. El pequeño también desarrolló un interés natural por los demás y fue, según su madre, un niño alegre.

Leland Shoemake

De hecho, le gustaba charlar con todos los que conocía y su personalidad amistosa hizo que ganara muchos amigos. También era un aficionado al cine, y Mandíbulas era su película favorita, mientras que Steven Spielberg fue su director favorito. Es más, a menudo solía citar los diálogos favoritos de sus películas más queridas, para diversión de su familia. Shoemake pareció tener una educación familiar idílica, pero en verano de 2015, su vida cambió radicalmente.

Leland Shoemake

Y trágicamente fue lo que más le gustaba - jugar en la tierra - lo que probablemente condujo a su caída totalmente inesperada. Por desgracia, el niño desarrolló una infección cerebral causada por una ameba conocida como Balamuthia mandrillaris. Y aunque los médicos no podía estar 100% seguros de como la contrajo, el organismo normalmente se transfiere desde el suelo al cuerpo a través de cortes o heridas abiertas.

Leland Shoemake

Probablemente pudo adquirirla mientras jugaba al aire libre. Después de sentirse mal durante 15 días, los aterrorizados padres de Shoemake llevaron a su hijo al hospital Henrietta Egleston para niños. Los médicos, al principio, sospecharon que podía tener meningitis, pero más tarde confirmaron que sus síntomas eran el resultado de una infección cerebral relacionada con una ameba. De hecho, este tipo de infecciones cerebrales son raras, de ahí la confusión inicial.

Leland Shoemake

Shemake tuvo que tomar diez medicamentos distintos, cada uno de los cuales tenía efectos secundarios. Mientras yacía en su cama del hospital, el niño tuvo que luchar con fiebre, dolores de cabeza, vómitos, diarrea y mareos. Incluso desarrolló problemas en la vista. Lamentablemente, Shoemake se deterioró mucho y, después de luchar contra la infección durante un mes, perdió su valiente lucha el 25 de septiembre de 2015.

Leland Shoemake

Con el corazón hecho pedazos, sus padres se esforzaron por comprender cómo su hijo pudo muerto de una manera tan trágica e imprevista. Lo que sucedió a continuación, sin embargo, proporcionaría un confort muy grande para los padres destrozados. Mientras se preparaban para el funeral de su hijo, encontraron algo en la mesa del comedor que los sorprendió y los dejó atónitos. Era una nota manuscrita de su hijo pequeño.

Leland Shoemake

La nota decía lo siguiente: “Todavía con vosotros. Gracias mamá y papá. Os amo”. Shoemake también había dibujado un corazón rojo que contenía tres palabras: “mamá”, “papá” y “amor”. “Cuando Tim y yo llegamos a casa por primera vez para prepararnos para el entierro, encontramos esta nota sobre la mesa de la sala de estar. No tenemos ni idea de cuándo pudo escribirla, pero se puede decir que siempre fue un niño especial. Te amaremos por siempre Leland. Duerme plácidamente y no dejes que te piquen los bichos”.

Leland Shoemake

Vencida por el auténtico acto de su hijo, Amber compartió una imagen de su carta en internet, donde había estado documentando la enfermedad de su hijo. La conmovedora foto se compartió más de 3.000 veces, y tuvo más de 25.000 likes. Más de 4.000 personas, por su parte, añadieron sus propios comentarios en tributo. Al parecer, Shoemake solía dejar dibujos hechos a mano y notas alrededor de la casa para sus padres.

Leland Shoemake

Sin embargo, esta era mucho más especial. Tanto fue así, que ahora tiene un lugar de honor en la pared del salón. Escribiendo en la misma página de Facebook, Amber continuó: “Yo protegía mucho a Leland y puso mi mayor empeño para mantenerlo a salvo. La única cosa que más amaba era jugar en la tierra. Nunca imaginó que sería lo que le apartaría de mí”. Durante el breve tiempo que su hijo estuvo en el hospital, Amber creó una página para ayudar a Leland.

Leland Shoemake

Al hacerlo, esperó recibir alguna ayuda para pagar las facturas del hospital que el seguro de la familia no podría afrontar. En ese momento, la madre no sabía que el dinero recaudado podría ayudar también a pagar el funeral de su hijo. Esta triste historia realmente tocó los corazones de la gente, de hecho, se hicieron casi 700 donaciones, con un total de más de 26.000 dólares. Desde la trágica pérdida de su familia, Amber ha canalizado sus energía en la creación de la Fundación Leland Shoemake.

Leland Shoemake

Una celebración de una vida corta pero feliz de su hijo, con el principal objetivo de crear conciencia acerca de la ameba que mató a su hijo. El sitio web de la fundación detalla los síntomas que puede causar la ameba, para permitir a los padres detectar una posible infección en sus hijos y evitar el destino que sufrió Shoemake. Así, mientras que su muerte fue muy trágica, no fue totalmente en vano. Amber escribió: “Todo lo que haga será en su honor. Era un niño maravilloso y mi mejor amigo”. Por favor, si le ha gustado este artículo, no dude en compartirlo con todo el mundo para que sepan de los peligros de la bacteria ameba.
Fuente: Starstock / Scribol

Leland Shoemake
336
¡Elon Musk compra Twitter por 44.000 millones de dólares! Los usuarios ya...
¡Elon Musk compra Twitter por 44.000 millones de dólares! Los usuarios ya están abandonando la plataforma.
Twitter es una plataforma de redes sociales que existe desde 2006. Si bien ha tenido sus altibajos, se convirtió en una forma para que las personas se enteren de las noticias en tiempo real mientras otros usuarios tuitean, o para que los...
¿Qué piensas? Unirse a la conversación
Los más comentados