Increíble!

Publicado 2016-03-30
0 Comentario

¿Puedes resolver el problema de Monty Hall? Poca gente lo consigue

En la red abundan los acertijos de lógica, de memoria, de perspicacia, etc. En principio, todos ellos sirven para enseñarnos nuestro potencial y para que desarrollemos nuestras capacidades. Los acertijos, los enigmas y las adivinanzas son una opción muy interesante para pasar el rato. Mucha gente se enfrenta a estas cuestiones y para resolver el problema decide barajar todas las posibles opciones, piensa y… siempre se equivoca.

En realidad, el fallo no es nada para agobiarse ya que simplemente esos acertijos han sido pensados para confundirte y guiarte hacia la respuesta errónea. No es cuestión de ser más o menos inteligente, listo o dotado, es simplemente engañar nuestro modo de razonar.

Hoy vamos a compartir contigo uno de los problemas más interesantes. Se basa en la probabilidad y se suele denominar “El problema de Monty Hall”, ya que se ha inspirado en un programa de televisión del mismo nombre.
Click en "Siguiente página" para ver el resto del contenido del post

Estás en un programa de televisión. Ante tus ojos se encuentran tres puertas. Cada una de ellas esconde un premio gordo (por ejemplo un auto), las otras dos una cabra. Tu tarea consiste en elegir una de las puertas. Lo que se encuentre detrás de ellas será tu premio. Lógicamente, la mayoría de las personas va a querer recibir el premio grande y no un animal cornudo de compañía.

Una vez elegida la puerta, el presentador del programa te revela lo que contiene una de las dos puertas restantes. Siempre va a abrir una puerta que contenga detrás una cabra. En este momento te hará la siguiente pregunta: ¿Quieres cambiar la puerta elegida?

Puede parecer que da igual, porque la probabilidad que toques una cabra o el coche es igual, pero no es así. Si quieres saber cómo resolver este acertijo y ganar el coche, continúa leyendo el artículo.

Para resolver este problema, tenemos que entrar en el mundo de las matemáticas y la probabilidad. Vamos a barajar juntos todas las posibles opciones para deducir cómo elegir la puerta correcta. A mejor dicho, cómo incrementar la probabilidad de ganar el gran premio. La mayoría de la gente diría que no tiene ninguna importancia cambiar de puerta o no cambiar. En el momento de la pregunta, hay una puerta con una cabra y otra con un coche, así que tocar el coche o la cabra tiene la misma probabilidad. Pero no es correcto.

Entonces… ¿qué deberías hacer? ¡Siempre cambiar! ¿Por qué? En seguida te lo vamos a explicar de la manera más simple, o sea examinando las posibilidades de ganar para cada opción: cambiar o no cambiar.

Primero, vamos a ver la opción de “no cambiar”. Al principio, tenías que elegir una puerta. Una contenía un coche, las otras dos una cabra. Eso significa que tu posibilidad de ganar el coche era 1:3 (33%) y ganar una cabra de 2:3 (66%).

Si decides no cambiar de puerta, no importa cuál de las puertas abrirá el presentador. Tú te has quedado con la primera elección y la probabilidad de ganar el auto seguirá siendo el 33%.

Ahora vamos a analizar las consecuencias de cambiar la puerta. Para entender este método, hay que comprender las dos posibilidades que existen: tu primera elección terminó siendo el coche o tu primera elección fue una cabra. Tienes el 33% de tocar el coche. Es evidente que si elegiste el coche a la primera y luego cambias, pierdes el premio principal. Cambiando, ganarás una cabra el 33% de veces.

Pero… ¿y si has elegido al principio una de las dos cabras? La probabilidad al principio es mayor. Una vez elegida la cabra, el presentador del programa tiene una única opción: descartar la otra cabra restante. Si cambias de puerta, en este caso el auto será tuyo.

Cada vez que eliges una cabra y luego cambias de puerta, siempre ganas el coche. La posibilidad de escoger una cabra al principio es del 66%, así que la opción de cambiar de puerta en este caso significa un 66% de posibilidades de ganar el auto.

Si has elegido una cabra, siempre deberías cambiar. Ya que tendrás el doble de posibilidades de ganar el premio deseado, mientras que cuando no lo haces te paras en el 33% inicial. Es obvio que la solución no es perfecta y cambiando puedes perder el premio, como hemos probado anteriormente. Pero dadas las cifras, sin duda cambiar te da una mayor posibilidad de ganar.
Fuente: Youtube - Cibermitanios

0
Momia gritando: ¡solo después de 100 años se resolvió el misterio de su...
Momia gritando: ¡solo después de 100 años se resolvió el misterio de su entierro!
En 1881, en las arenas del desierto egipcio en el oeste de Tebas, los arqueólogos encontraron una tumba de hace tres mil años. En el interior, fueron enterrados miembros de la dinastía real, pero una de las momias se destacó en particular del...
¿Qué piensas? Unirse a la conversación
Los más comentados