Increíble!Controversial

Publicado 2021-09-20
0 Comentario

Anatoly Moskvin: ¡profesor robó cadáveres de niñas y las convirtió en muñecas!

Anatoly Moskvin de Nizhny Novgorod ha reunido una gran colección de muñecas en su propio apartamento. No sería de extrañar si no fuera por el hecho de que los creó a partir de cadáveres de mujeres jóvenes y durante más de 20 años momificó unos 150 cuerpos excavados en cementerios. Los vistió con ropa colorida e incluso vestidos de novia, las maquilló, para que parecieran juguetes reales. El degenerado se convirtió en uno de los personajes más oscuros de Rusia, y su historia se parece a una película de terror. Actualmente se encuentra en un hospital psiquiátrico, ¿Cuándo nació su obsesión por los niños muertos? ¿Por qué las sacó de sus tumbas para crear una casa de terror?

Muñecas en cuerpos de niñas

En noviembre de 2011, la policía entró en el apartamento de un residente de Nizhny Novgorod de 45 años y allí se hizo un descubrimiento aterrador. Casi 30 cuerpos momificados de niñas y mujeres jóvenes fueron encontrados en tres habitaciones. Eran como muñecas enormes, bien vestidas y maquilladas, sentadas en sillas, sofás y montones de libros, todas sentadas en poses elegantes. Los oficiales no podían creer lo que veían, especialmente porque el dueño del apartamento era un profesor respetado de la universidad local, Anatoly Moskvin. ¿Cómo era posible que viviera entre las muertas? Sigue leyendo.

Da click en siguiente.

El respetado profesor era un loco

El profesor Anatoly de Moskvin era conocido en todo Nizhny Novgorod incluso antes del espantoso descubrimiento de su colección de muñecas humanas. Fue un hombre culto, conferencista y periodista. Viajó mucho y los informes de estas expediciones aparecieron en los periódicos locales. Los cementerios también fueron un objeto especial de su interés. Al investigarlos, se convirtió en un verdadero experto en este tema, pero su obsesión también tuvo un lado oscuro, y durante mucho tiempo nadie se dio cuenta de que de hecho, al amparo de la noche, Moskvin profanó las tumbas y sacó los cadáveres en descomposición de las niñas.

Obsesión por la muerte

La fascinación por los cadáveres no surgió de la nada. Cuando tenía 13 años, experimentó un incidente impactante, que cambió su vida para siempre. Al regresar de la escuela, se encontró con una procesión fúnebre en su camino, y los dolientes lo agarraron y lo llevaron a un ataúd. La trágicamente fallecida Natasha Petrova, de 11 años, yacía allí, y el joven moscovita se vio obligado a besar el cadáver. Cuando lo hizo, la madre del difunto le puso un anillo de boda a él y al cadáver, y así el niño se casó con la niña muerta. Estos macabros hechos hicieron que de adulto no encontrara otra esposa y comenzara a caminar por los cementerios, fascinado por el tema de los muertos.

Da click en siguiente.

Profanación de tumbas

El interés inusual se convirtió en una obsesión. Gracias a esto, Anatoly comenzó a estudiar la cultura celta, cuya mitología a menudo desdibuja la línea entre la vida y la muerte, y en este campo también ganó un título académico. Al mismo tiempo, vagó de cementerio a cementerio con fines de investigación, tomando notas y aprendiendo sobre las personas enterradas. Creó estudios científicos y probablemente nadie más tenía un conocimiento tan amplio sobre los muertos como él. En 2009, en la región de Nizhny Novgorod, los residentes comenzaron a encontrar las tumbas excavadas de sus familiares. Con el tiempo, fueron tantos que la policía inició una investigación. Aunque inicialmente se creyó que la profanación era obra de vándalos locales, los oficiales descubrieron que Anatoly Moskvin era un visitante frecuente de los cementerios, por ello decidieron hacerle algunas preguntas.

Un descubrimiento aterrador

En noviembre de 2011, la policía llamó a la puerta del apartamento del profesor. Cuando se abrió, el olor a descomposición proveniente del interior despertó sospechas de inmediato. Tenían razón, porque en el lugar se encontraron momias hechas en cuerpos de niñas y mujeres jóvenes. La más joven de ellas tenía 15 años y la mayor 26. El propietario fue arrestado de inmediato y su caso tuvo mucha publicidad en la ciudad. También han salido a la luz otros detalles impactantes de su vida.

Da click en siguiente.

150 cuerpos momificados

¡En el curso de la investigación se estableció que el profesor momificó casi 150 cadáveres durante más de 20 años! En los cementerios buscó tumbas de niñas recién enterradas, y antes de agarrar una pala para desenterrarlas, tenia que pasar la noche durmiendo en la tumba, porque entonces, según afirmó, podría hacer un contacto místico con el espíritu de la difunta. Llevó a cabo excavaciones al amparo de la noche. Sobre la base de instrucciones impresas de Internet, él llevó a cabo la momificación. Enjuagó los cadáveres en una solución de agua, gaseosa y sal, y si el proceso de descomposición ya estaba avanzado, rellenaba los cadáveres con trapos y también usaba máscaras de cera en el rostro del difunto.

Las muñecas espeluznantes de Anatoly Moskvin

El profesor hizo muñecas humanas macabras. Sin embargo, no era un necrófilo y no tenía contacto sexual con el fallecido, ya que trataba a las niñas muertas como a sus hijas. También admitió que se sintió solo y, en busca de compañía, se rodeó de cadáveres. Creía que hacer muñecos con cadáveres los devolvería a la vida y, para que se sintieran hermosas, las pintaría y vestiría con varios atuendos. Les preparaba fiestas y les contaba cuentos de hadas, ademas, segun el, gracias a los ojales de los juguetes clavados en las cuencas de los ojos las munecas podian “ver”. Cada una de las muñecas tenía su propio nombre, y tambien dentro de sus cuerpos tenían cajas pequeñas de música, tan pronto como Moskvin las movia, una melodía infantil emanaba del cuerpo de las niñas y se extendía por todo el apartamento.

Da click en siguiente.

Moskvin no despertó sospechas

Los cuerpos estaban tan bien preparados que ni siquiera los padres de Anatoly, no imaginaban nada. Sabían que su hijo coleccionaba muñecos, pero nunca se les ocurrió que en realidad estuvieran muertas. Los habitantes de la cuadra donde se ubicaba el departamento del profesor tampoco tenían sospechas. Nadie se había dado cuenta de que el hombre respetado estaba llevando grandes sacos negros a su apartamento, y el olor a humedad que flotaba por el pasillo se atribuía a las paredes húmedas del sótano. La obsesión de el ruso por las necrópolis tampoco sorprendió a sus colegas de la universidad. Todo esto hizo que el científico pudiera esconder durante mucho tiempo su aterradora colección de cadáveres.

El juicio de Anatoly Moskvin

La policía descubrió exactamente 26 muñecos humanos en el apartamento de Moskvin, y uno de los cadáveres estuvo almacenado por 9 años. El hombre fue acusado de varias decenas de delitos relacionados con la profanación de tumbas. En la sala del tribunal, les dijo a los padres de las niñas: “que ellos habían abandonado a sus hijas, él solo las llevó a casa y les dio calor”. Psiquiatras expertos le diagnosticaron esquizofrenia y fue condenado a permanecer en una habitación cerrada de un manicomio, donde permanece hasta el día de hoy.
¿Qué piensas al respecto? ¡Comparte el artículo con tus allegados y dale a Me Gusta en nuestra página de Facebook.
Consulta también nuestro contenido de Instagram, Tik Tok y YouTube si deseas ver contenido interesante.

0
¡Mujer de 40 años en el cuerpo de una niña de nueve meses! ¿Su tragedia pudo...
¡Mujer de 40 años en el cuerpo de una niña de nueve meses! ¿Su tragedia pudo haberse evitado?
Cualquiera que sea padre podrá confirmar que hay un momento en la vida en el que a los padres les encantaria que sus pequeños sigan siendo niños por el resto de sus vidas. Sin embargo, para una pareja de Brasil, ese deseo se hizo realidad. La...
¿Qué piensas? Unirse a la conversación
Los más comentados