Increíble!

Publicado 2020-03-25
0 Comentario

Las ideas más románticas para tener citas en casa con tu pareja...

El virus Covid-19 ha tomado a la comunidad mundial por sorpresa, trayendo consigo el miedo y la desesperación. De repente, solo se habla de distanciamiento social, cuarentena y auto-aislamiento, conceptos que en la mayoría de los casos son nuevos para todos nosotros. Sin embargo, las campañas de prevención y conocimiento sobre los riesgos del contagio y las normas de higiene que debemos incorporar a nuestras rutinas diarias durante la cuarentena, han apaciguado un poco nuestros temores en pro de una ética de civismo colectiva e individual. Pero la vida sigue su ritmo y actualmente algunos afortunados sabemos que debemos continuarla, según sea el caso, siguiendo los lineamientos de las autoridades sanitarias quienes nos piden repetidamente “Quedarnos en casa”, salvo en los casos excepcionales ya conocidos de esos “héroes urbanos” que están dando la pelea allá afuera.

Y aunque pareciera un mal menor dentro de esta gran calamidad mundial, nos salta una duda muy humana y muy real: ¿Pueden el coronavirus, la vida en pareja y el romance coexistir dentro de casa? En cualquiera de los casos, estar confinado día tras día en un solo espacio con tu pareja, quizás trabajando desde casa uno frente al otro podría, potencialmente, poner un freno con consecuencias graves en la relación. Pero existen herramientas para mantener una relación saludable limitada por el distanciamiento social y hay formas de mantener la chispa con creatividad y buena disposición. He aquí algunas ideas que puedes seguir sin ningún orden preestablecido y adaptarlas a tus circunstancias, tipo de espacio, gusto y posibilidades. A veces las mejores citas son aquellas que te permiten crear o profundizar un vínculo de manera significativa, aprender facetas nuevas del otro y salir de la zona de confort. Y si te está tocando vivir el encierro con tu compañero(a) de piso y no con tu pareja, también puedes adaptar las actividades y aprovechar la oportunidad para conocerse mejor y divertirse.

Juntos, pero no revueltos: actividades románticas sin salir de casa

Haz del desayuno una cena romántica: Aprovechen las mañanas desayunando juntos antes de comenzar sus nuevas rutinas o trabajo desde casa. Puede ser un momento realmente romántico que casi nunca tenemos tiempo de disfrutar. Sorprende a tu pareja o compañero (a) con un desayuno en la cama. Lo único que puede quedar fuera de lugar son las migajas.

¿Te atreves a empezar un torneo de juegos de mesa? Empezar un torneo de juegos de mesa puede ser una forma divertida de entretenerse y competir de una manera sana y también de explorar el estado de nuestra memoria u otras habilidades relacionadas, así como la capacidad de perder con aceptación o ganar con humildad, sin entrar en los típicos conflictos de pareja.

Picnic en cualquier lugar: Ya sea en el suelo, en el balcón o en el sofá, en el jardín o en la terraza -si tenemos esa suerte-, con manta o con mantel, la idea de un picnic puede ser una juguetona excusa para compartir fuera de los estándares rutinarios, perder un poco el control y autocontrol y probar nuevos límites.

Rompe el día con una sexy búsqueda del tesoro: Internet está lleno de ideas sobre la caza del tesoro con temática adulta. Atrévanse a romper el hielo; todo vale para avivar la llama y dejar algunas prendas de lencería erótica tiradas en el camino… a la cama. A veces hacer tonterías juntos puede cambiar la dinámica y llevarlos a descubrir lugares inesperados: suéltense y suerte con el botín.

Master Chef en casa: Desafía a tu pareja a un concurso de cocina con ingredientes que tengan en casa. Si tienes unos cuantos suministros de sobra, selecciónalos al azar y asigna un límite de tiempo para cocinar algo delicioso, al estilo del programa Master Chef. Este juego obviamente se ajustará a lo que tengan almacenado y a las habilidades culinarias.

Cita a ciegas y a deshoras: Planeen una cita en medio de la tarde en la que puedan disfrutar el uno del otro en horas atípicas y antes de que el desgaste del día o las angustias de la cuarentena los venza -antes de las 10 de la noche.

“Yo canto para no llorar”: Aunque vivimos días difíciles y delicados, cantar es una catarsis. No importa si lo haces solo, en compañía, bien o mal. Así que actualicen el top ten de canciones pendientes y activen el Karaoke Modo. Quizás alguno se atreva con “Tu vuo fa l'americano” al estilo de Jude Law y Matt Damon en la película “The Talented Mr Ripley”.

Cata que algo queda: Abran sus gabinetes de vinos pero, sobretodo, los paladares y comiencen a degustar sus uvas favoritas, ya sean de vino tinto, blanco, rosa o incluso burbujeante. Será un estimulante viaje para los sentidos en el que intervienen prácticamente todos ellos, aunque de manera más destacada la vista, el olfato y el gusto. A ver quién se convierte en el mejor sommelier.

Redecora con amor: ¿Quieres colgar fotos nuevas? ¿Cambiar tu sofá de dirección? ¿Pintar finalmente sobre ese color que tiene décadas en la pared de la sala? Sabemos que no suena muy divertido, pero cuando se hace bien y en equipo, redecorar puede ser una idea muy productiva que sirve como abreboca para crear nuevos ambientes, aprender a ser flexibles y luego celebrar los logros.

Sudar juntos hasta el final: Sé que extrañan sus sesiones en el gimnasio y que ahora mismo no pueden coger sus zapatillas y salir corriendo. Pero hay una opción que pueden compartir juntos. En YouTube pueden encontrar una gran variedad de rutinas y entrenadores locales que también ofrecen clases en directo en lugar de sus sesiones regulares. Pónganse de acuerdo, amarren sus cordones y ¡comiencen a sudar!

Siempre hay algo nuevo que aprender: ¿Siempre han querido aprender un nuevo idioma o ser mejores dibujantes, pero nunca han tenido tiempo? Entren y reserven una sesión en Skillshare, tomen juntos una lección de una actividad que tengan pendiente y que pueda ser útil para llenar el tiempo libre o mejorar la casa o sus habilidades.

Consiéntanse: El autocuidado nunca ha sido más esencial que ahora, así que pónganse los albornoces y las mascarillas y sumérjanse en un baño de burbujas -o sírvanse unas- con lo que tengan en casa. Recomendación: enciendan una velas o incienso, bajen las luces y pongan una música suave para añadir un ambiente relajado y romántico que les permita desconectar de la contingencia del Covid-19 por un par horas de calidad.

Soñar con el futuro: Una forma sana de afrontar la incertidumbre es recordarse a sí mismos que habrá un momento en el que las cosas vuelvan a la normalidad, aunque no sepamos exactamente cuándo será. Siéntense juntos y hagan una lista de objetivos y experiencias que quieran tener como pareja en los años venideros, ya sea que se trate de adoptar un cachorro o de dónde les gustaría pasar las próximas vacaciones. Ahora bien, si después de estas trece ideas aún no se han puesto de acuerdo o no han podido concentrarse y disfrutar en medio de la contingencia, llegó el momento de echar mano del streaming y de escoger una comedia romántica para ver, sin más, cogidos de las manos –bien lavadas- y relajados en el sofá.

Es una opción romántica que nunca falla y nos podría estimular a hacer una lista propia de películas románticas pospuestas a lo largo del tiempo y proponerse ver una diaria. Pueden intercambiar sus opciones diariamente y así, hasta cumplir la meta de terminar la lista. Pero como hay que empezar con alguna, no hay nada que Pretty Woman no pueda curar. Además, cumple 30 años desde de su estreno, y sigue siendo un fenómeno popular sin comparación: ¿Es que la gente nunca se va a cansar de verla? ¿Acaso queda alguien que no la haya visto todavía? La respuesta está dentro de la propia película, porque cada vez que los espectadores se sientan a ver Pretty Woman, comentan lo mismo que Vivian camino de la ópera: “Por si luego se me olvida decírtelo, me lo he pasado muy bien esta noche”.

0
La verdadera historia de la muñeca Barbie que pocos conocen. El origen y...
La verdadera historia de la muñeca Barbie que pocos conocen. El origen y triste final de su creadora
Hubo un tiempo en que la mayoría de las muñecas debían asemejarse a un bebé con el objetivo de "enseñarle" a las niñas a ser amables e inculcarle ciertos ideales con el hecho de ser madres en el futuro. Sin embargo, la empresaria Ruth Handler...
¿Qué piensas? Unirse a la conversación
Los más comentados